Texto y fotos: Adriana Zacarías

Los senderos que conducen a la EBY (Entidad Binacional Yacyreta), están bordeados por flores amarillas que contrastan con la verde vegetación. Dichas flores, que llevan el nombre de “agosto poty” (o flores de agosto en guaraní), han esperado hasta entrado setiembre, para lucirse anunciando la primavera.

Fresco y apacible, puro y cristalino, así es como se percibe la monumental reserva de agua estancada proveniente del río Paraná a lo largo del muro de contención. En las reservas linderas se preserva el hábitat de especies de fauna y flora. Y, la buena noticia es que el paseo guiado por las reservas es gratuito. En la ocasión, nuestros guías fueron: Clarissa Vera, en las instalaciones de la Entidad Binacional Yacyretá. Rodolfo Almirón, durante el viaje a las dunas y laguna. Víctor Capli, en el Museo Histórico Ambiental y Sandra Portillo junto con el veterinario José Miguel González Marín, para el Refugio Faunístico Atinguy.

Entidad Binacional Yacyretá

El nombre de la entidad está en guaraní Jasy (luna), retã (territorio). Su fundación data del 3 de diciembre de 1973. La construcción duró quince años. Sería un destino ideal para pasarlo con la familia y amigos, conocer parte de nuestro ecosistema autóctono extinguido en otras regiones y además saber un poco sobre la construcción de la imponente represa de la Entidad Binacional Yacyretá, ubicado en Ayolas, departamento de Misiones, al suroeste de la región oriental del país e Ituzaingó, provincia de Corrientes, por parte del noreste argentino.

Dunas San Miguel.

Dunas San Rafael.

Muro de contención

El muro de contención tiene 65 km. Nace en Rincón Santa María, en el cruce de navegación y va hasta las cercanías de San Cosme y San Damián. Todos los materiales empleados para el muro son de la zona. El muro de contención tiene una base de 200 metros con un coronamiento de 13 metros y medio. Los 65 kilómetros de muro, están revestidos de piedra basáltica para escudar los grandes oleajes y la presión de agua que puede debilitarlo.

Campamento G4

Tiene una capacidad para albergar a más de 1200 personas. Los obreros que trabajaban en la construcción de la central, vivían en ese lugar. Tenían canchas, teatro, comedores. Todos eran hombres, así que cariñosamente lleva el nombre de Alcatraz.

Hay cinco reservas

21.401 hectáreas poseen las 5 reservas en total, del lado paraguayo.

– Guasu puku, con sendero de 900 metros.

– Chopi sa’yju, cuenta también con sendero y observador de aves. Está ubicado entre Coronel Bogado y General Artigas.

– Aguapey.

– Refugio Faunístico Atinguy.

– Reserva e Isla Yacyreta, con senderos de Akuti Po’i, de 2700 metros.

– Reserva del Aray (a punto de consolidarse).

Dunas vegetadas

Son formaciones de arena que a través de la acción del viento fueron formándose con una altura importante. El acceso a las dunas de San Miguel es restringido, se utiliza más bien para fines científicos. Decimos dunas vegetadas porque posee pequeñas vegetaciones. El compromiso de la Entidad Binacional Yacyretá es preservar y conservar todo el ecosistema.

Con la construcción de la hidroeléctrica, el medioambiente tuvo un impacto muy significativo. Los animales rescatados están en el refugio, otros viven libremente, hay carpinchos, ciervos de los pantanos, venados, serpientes. La arena de las dunas es ultrafina de origen volcánica, esa es la diferencia con la arena lavada que se extrae del fondo del río. No se utiliza para la construcción. Muchas especies de cáctus habitan en la zona, dada las altas temperaturas.

Arary

El árbol de arary, es un árbol protegido, debido a que se encuentra en peligro de extinción. La misma se halla en las riveras del río Paraná y en parte del Matto Grosso, Brasil. Puede alcanzar entre 25 a 30 metros de altura. Es un árbol muy apreciado porque de ella se pueden elaborar arpas, guitarras, canoas, muebles, resiste mucho a la humedad. Arary significa “árbol que mira la cielo”.

Este árbol es un árbol simbólico que fue declarado patrimonio natural por la municipalidad y también por el gobierno departamental. Se presume que vino por la crecida del río y encontró tierra fértil en Ayolas.

Árbol de Arary.

Árbol de Arary.

Lagunas artificiales

Son reservas de agua artificial estancada, cristalina y libre de contaminación. Pueden llegar a los 35 metros de profundidad. Cuando vinieron representantes del Banco Mundial y el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), encontraron algunas formaciones de laguna a través de la acción de la lluvia. Hoy día constituye hábitat natural de los animales.

Hábitat

Hay especies de carpincho, tare’ i, karimbatá (especie de pescado) que sirven para alimento de los yacaré. Cabe decir que los yacarés se meten entre los camalotes cuando escuchan ruidos y eventualmente salen a tomar sol. Entre setiembre y octubre aparecen las aves migratorias; gaviotas, garzas, martín pescador, golondrina. Muchos anidan en este sitio. Vienen del sur debido al cambio de temperatura, buscan zonas tropicales de temperatura cálida. Permanecen hasta octubre. Luego, cual nómadas, se marchan. La reserva tiene 8.345 hectáreas. De este lugar se extraía arena y arcilla para la edificación del muro de contención. Desde el mirador, enclavado en el terreno, se puede otear el paisaje, construido para ese propósito.

Museo histórico ambiental

Los animales rescatados por suelo y vía aérea, fueron al refugio faunístico, los demás fueron embalsamados en el museo, debido a que no pudieron sobrevivir al rescate. “Lastimosamente a la hora de realizar el rescate, no todos sobrevivieron, ya que eran rescatados por vía aérea como también por vía terrestre. Al realizar el rescate, por ejemplo los ciervos eran animales muy rápidos. Entonces eran desplazados por vía aérea mediante redes. Luego al llegar al campamento donde iban a recibir los primeros auxilios, ellos fallecían de paro cardíaco -no es que eran traídos de mala manera, sino por la impresión que tenían de haber sido rescatados-”, relata Víctor Capli, encargado del museo.

Con las muestras de los animales, a través de un convenio con el Banco Mundial y la Facen (Facultad de Ciencias Exactas y Naturales) de la UNA, se realizó la identificación de los mismos y posteriormente la taxidermia (técnica de embalsamado y disecado de animales).

El museo está dividido en tres sectores; la parte histórica, ambiental y Chy (Central Hidroeléctrica Yacyretá). El museo abre todos los días, salvo los feriados como el 8 de diciembre, de 7:00 a 15:30 horas.

Refugio faunístico Atinguy

Así como se reubicaron a varias familias, también rescataron a 12.000 ejemplares de 110 especies distintas (anfibios, reptiles, mamíferos, aves, peces), cuyo hábitat se encuentra en el Refugio faunístico Atinguy, ubicado a 10 km desde el pórtico de la ciudad de Ayolas. Tiene un predio de 100 hectáreas compuestas por bosques, pradera, tajamares, arroyos. El objetivo principal es la reproducción de especies en cautiverio, de modo a preservar la especie, defenderlos de la caza furtiva, para luego ser devuelto al hábitat natural.

Fue creado en el año 1982 como exigencia del Banco Mundial. En ella yacen alrededor de 40 especies y 400 ejemplares de las mismas. Actualmente, hay animales en vías de extinción como el aguara guasu, el pavo del mote (mytũ), el ciervo de los pantanos y yacaré mariposa. Son animales autóctonos de la zona. Está integrado por 21 personales a cargo.

Laguna diáfana.

Laguna diáfana.

Vida de animales silvestres

Los mamíferos son los más llamativos, hay mapaches, osos nutria, nutria falsa, oso hormiguero. Respecto a los reptiles, además del yacaré mariposa en vía de extinción, las serpientes como las kuriju están resguardadas en calor porque no soportan el frío de principios de setiembre, época en que aún sigue el invierno. Por este motivo en los inicios de la primavera, es normal verlas libres cruzando los senderos. Un animal hermoso y atractivo por su pelaje, que pareciera despertar de un largo letargo, es el tigre o jaguarete en Paraguay, hay un solo ejemplar, es macho y se llama Chiki. El mismo es oriundo del Chaco. Carnívoro por excelencia. El animal puede vivir en cautiverio 35 años, mientras que en la selva solo ocho años.

Sin embargo, los felinos como los pumas blancos son un verdadero peligro porque cazan por deporte, no por hambre. De apariencia son blancos, pero reciben el nombre de jagua pytã (perro rojo en guaraní). Otros felinos silvestres como el jaguarete’i (pequeño jaguarete) o gatos monteses, son animales territoriales muy inquietos y llegan a atacar. Nuestra guía, Sandra, nos cuenta que la mamá come a sus crías, como protegiéndolas de la vida en cautiverio. Lo cual se pudo verificar, a juzgar por sus idas y vueltas sin cesar, como sintiendo claustrofobia. El ruido ahuyenta a los venados, por lo que se encierran a raíz del fragor que genera la arrocera que se encuentra frente al refugio.

Adversidades

Yacyretá tiene cinco reservas consolidadas, con personal administrativo y los guardarecursos, que hacen un monitoreo las 24 horas para que los pescadores no puedan entrar en zona prohibida. A propósito de este tema, también deben cuidar que no ingresen cazadores furtivos.

Otro inconveniente es el manejo de los incendios. Lo que suele pasar es que cuando los pescadores son embestidos, ellos por represalia queman parte de la vegetación. Para paliar este problema, la entidad cuenta con un convenio con el cuerpo de bomberos voluntarios de Ayolas, quienes brindan logística en estos casos.

Turismo

Según Almirón, la EBY recibe 25000 visitantes por año. Unas 1500 personas por semana en promedio. La temporada alta inicia en setiembre y culmina en marzo, siendo la semana santa la temporada con más visitas, el último dato arrojó 9000 turistas. A finales de agosto acudieron los embajadores de Bolivia, Costa Rica, Cuba, Colombia y Argentina. En el 2015, la EBY alcanzó a recibir 30.000 turistas. Horarios del tour: Primera salida: 8:30, 10:00 y 14:00 horas. Abierto lunes a lunes sin costo.

*Texto ampliado de publicación origen: Viernes 23 de setiembre en el Suplemento Lugares+Ocio (Diario La Nación Paraguay).

Anuncios